Big data: un auténtico tesoro para la toma de decisiones

El Barómetro de Innovación de General Electric revela que el 60 % de los ejecutivos ya utilizan el big data para tomar decisiones, lo que refleja una creciente dependencia de esta herramienta. Los datos recopilados de diversas fuentes, como redes sociales y transacciones financieras, permiten a las organizaciones mejorar procesos, productos y soluciones.

En la era de los datos a gran escala, según Daniel Chicoma de ESAN, la información obtenida de diversas fuentes es crucial para detectar oportunidades y facilitar la toma de decisiones. Ejemplos concretos incluyen el uso de datos para dirigir campañas de marketing y optimizar estrategias financieras.

El big data posibilita el análisis de escenarios en tiempo real en diversas áreas, generando valor en la toma de decisiones organizacionales. Esto se aplica en una variedad de industrias, desde sistemas CRM hasta publicidad programática, donde las decisiones pueden ser automatizadas.

Fernando Casafranca de ESAN destaca la importancia del big data en la eficiencia operativa, permitiendo a las empresas automatizar procesos, optimizar estrategias de venta y mejorar la experiencia del cliente. Esto se logra mediante la reducción de errores, la optimización de recursos y el análisis en tiempo real.

Para aprovechar al máximo el potencial del big data, las organizaciones deben invertir en conectividad y sistematización de datos, prever escenarios favorables y fomentar un cambio de cultura hacia la toma de decisiones basada en datos. Esto implica también capacitar a los empleados en herramientas y técnicas analíticas para garantizar una toma de decisiones informada y efectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios